La terrible carta de admisión del BARKLEY MARATHON, posiblemente (este si) el trail más duro del mundo.

A primeros del mes de abril se disputará una nueva edición de la infernal Barkley Marathon. Gracias a Gary Robbins, que la ha publicado en su blog, hemos podido conocer la carta que reciben los elegidos para participar en ella, compartida por Abel Recknold.

Imaginad una carrera en la que el día de comienzo sea una incógnita. En la que tampoco se sepa quiénes serán los participantes ni la hora en que comenzarán a correr. Ni siquiera existe un proceso de inscripción al uso. Si quieres participar te tienes que buscar la vida para ponerte en contacto con ellos y conseguir que te acepten, lo que en absoluto es fácil. Un año por ejemplo, había que enviar un correo electrónico a una hora determinada. Ni un minuto antes ni después. Si no era así, estabas fuera. Su fundador, Gary Cantrell, piensa que todo lo que sea mentalmente estresante para el corredor es bueno para la carrera. Esto es que, que cuanto más putee a los participantes más satisfecho se encontrará. El recorrido no está marcado y para encontrar el camino correcto debes tirar de mapa y brújula. Por supuesto, tampoco hay avituallamientos.

Poco conocida, sin tanto nombre como otras que se autoproclaman las carreras más duras del mundo, la Barkley Marathons seguramente sí es la cien millas más infernal que puedas encontrar a lo largo y ancho de todo el globo. Creada a partir de la historia de James Ray, el asesino convicto de Martin Luther King, que en su ruta de fuga de la prisión de Brushy Mountain sólo logró recorrer unas ocho millas en casi dos días y medio. La historia inspiró a Cantrell para crear esta cien millas, al revés que cualquier otra, con todas las facilidades para que no se logre terminar.

La fecha de la Barkley suele ser un fin de semana entre marzo y abril que sólo los que participarán conocen. A partir de ese momento, sesenta horas de plazo por delante para completar los cinco bucles de 20 millas cada uno. 20000 metros de desnivel acumulado, un mapa y tener que encontrar los nueve libros repartidos por el recorrido, del que se debe arrancar la página que coincide con tu número de dorsal para demostrar que has pasado por allí.

Sólo 15 personas lo han conseguido desde 1985. Poco más de ochocientos son los que lo han intentando, los que fueron aceptados y los que se pusieron en marcha cuando Cantrell se enciende un cigarrillo, la señal de comienzo.


Compartimos con todos vosotros esta carta , desde luego no anima a participar.. o si..

 

Es mi desafortunado deber informarle que su nombre ha sido seleccionado para la Barkley Marathon 2016, que tendrá lugar entre el 2 y 4 de abril de 2016 en el estado de Tennessee, EE.UU.
Prevea que será un período prolongado de sufrimiento indecible, al final del cual en última instancia es probable que sólo encuentre fracaso y la humillación. Puede que escapae sin incurrir en daños físicos permanentes y cicatrices psicológicas, que le atormentarán el resto de su vida.
Usted puede, si así lo desea, pasar los meses intermedios entre ahora y abril en un vano intento de realizar el entrenamiento suficiente. Sin embargo, probablemente sería mejor pasar este tiempo poniendo sus asuntos en orden, actualizar sus últimas voluntades, visitar a los amigos y parientes y atar todos los cabos sueltos.
En caso de que la condición mental que le hizo inscribirse a la Barkley Marathon mejorara, es posible que aún pueda escapar simplemente contestándome y pidiendo que su plaza pase a algún otro tonto desafortunado. Hay muchos otros tontos que tienen la falsa ilusión de querer participar.
En caso contrario, responderá con un reconocimiento de que en verdad desea participar. Este es el medio a través del cual pasaré toda la información relacionada con la carrera. Por favor, no preste ninguna atención a informaciones de cualquier persona que no sea yo en esta lista, ya que los participantes de pasadas ediciones pueden estar mentalmente dañados a causa de su intento de finalizar la carrera. Sus opiniones no son fiables.
Con el fin de proteger su privacidad, no anunciará su admisión a la carrera en cualquier foro público. De esta manera, si se retira, nadie lo sabrá. Sin embargo, si desea hacer alguna declaración pública sobre su admisión en la carrera esa es su elección. Si le dice al mundo que va a correr, no se sorprenda de encontrar sus herederos solicitando que les favorezca en su testamento y haciéndole preguntas acerca de la ubicación de sus objetos de valor.

Tu Dios irá contigo.

Lazarus


Si te pica la curiosidad:

Introducción a la carrera 2014, por Iván Vivo

Seguimiento de la carrera 2014, por Iván Vivo

Fuentes:

Abel Recknold @AbelRecknold
Territorio Trail www.territoriotrail.es
Iván Vivo Nómada ocasional
Alfonso García Almaysrunner

0

Leave a Reply

Your email address will not be published.
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>