The Versteeg is coming!

Un corredor nacido y criado en Prescott, Az. Al que llevan un par de temporadas tanteando varias marcas del mundillo. Amante de las montañas y escalador adicto al desierto. Entre sus marcas está el haber quedado en tercera posición en la Squamish 50/50 en 2014. Waylon Jennings y John Wesley Powell entre sus influencias no deportivas… Fue a partir de ahí, cuando me percaté de que esta no sería una entrevista más. Uno intenta que ninguna sea “una entrevista más”…  En este caso al menos para un servidor, ha sido el descubrimiento del año. He ganado un amigo y en parte un maestro.

Cuéntame Michael, ¿Cómo empezó todo en los Versteeg?

He pasado prácticamente mi vida viajando a lo largo y ancho de Arizona, y sobre todo explorando toda la Costa Oeste de Estados Unidos. He sido muy afortunado por haber crecido en una de las zonas geográficas más espectaculares de la Costa Oeste. Mi adolescencia la invertí casi en su totalidad en explorar antiguas minas abandonadas y buscando bichos por todo el desierto de Prescott. De no haber sido criado por mi madre y la cultura cowboy en la que me han inculcado, jamás habría surgido en mi el espíritu de aventura que me ha llevado a vivir tantas situaciones únicas e irrepetibles. Ahora mismo estoy en un momento en el que siento que puedo y debo jugar mis cartas de manera estratégica para no caer en el tipo de atleta que no quiero ser.

Familia… infancia…

Si, tengo una familia grande a la que veo en pocas ocasiones. Principalmente me he criado con mi madre. De ella es de quien he heredado todas mis fortalezas. Siempre le estaré agradecido y en deuda por todo lo que ha hecho por mi. No tengo queja alguna de mi vida como adolescente. He sido un chico feliz!

unnamed

Michael a lomos de Frank 

¿Cómo lo haces? ¿Cómo organizas tu vida en estos momentos de tantos posibles cambios?

Es complicado, ya que he pasado la mayor parte de mi vida decidiendo plenamente lo que me hace sentir 100% libre de acción y pensamiento. Para mi, el hecho de pagar un alquiler resulta una de las peores maneras de invertir el dinero, además de representar un tipo de vida del que he escapado toda mi existencia. Hace algunos años tuve la suerte de adquirir un pequeño pedazo de tierra en Granite Mountain, donde vivo cada vez que vuelvo a casa, y donde paso muchas horas y días de mi vida trabajando para convertir tablones, piedras y quien sabes que más en lo que es o al menos será “mi hogar” en breve. Para mi es más que suficiente para poder llevar un estilo de vida que me represente como ser humano, lejos de el capitalismo que invade el mundo en estos momentos.

Lo más importante de mi vida ahora mismo es estar activo. Pasar el máximo tiempo de la misma fuera, en el mundo… corriendo, escalando, esquiando o trabajando. Entrenar ES mi vida. Por lo tanto ni siquiera pienso en si podré o no hacerlo cada día. En ningún momento me veo en la obligación de “tener que sacar fuerzas para salir a entrenar” Cada entrenamiento que hago, lo hago por el simple placer de salir a correr y disfrutar de la vida en las montañas. De hecho, jamás he sentido después de un entrenamiento que haya “cumplido” con lo planeado para el mismo, ya que nunca planeo mis salidas.

En cuanto a mi vida laboral, eventualmente imparto clases de química como profesor suplente en la escuela pública de mi pueblo y trabajo en la construcción para poder hacer frente a las obligaciones económicas que he adquirido en el pasado. Pocas, y de un valor casi inapreciable pero necesarias.

Vamos, que la moda de planificar al milímetro los entrenos, menús y métricas en los entrenamientos ni de lejos…

Completamente instintivo! Puede parecer un cliché, pero para mi correr va sobre disfrutar de la vida. Si alguna vez no me apetece correr, no lo haré. Pero tal y como te comentaba, no suele darse esa situación. La verdad es que me siento más que privilegiado de que casi nunca me suceda… Para mi lo de planear entrenamientos sería como trabajar en algo que detesto. Otra cosa distinta es pensar en trabajar aspectos básicos de mejora por ejemplo en velocidad o técnica. No me gusta hacerlo porque deba hacerlo, sino porque en mis entrenos  diarios ya suele estar implícito ese “trabajo de velocidad y técnica”. El resultado podría ser mejor si me concentrase más en ciertos aspectos de la planificación, pero prefiero mantenerme fiel a mis principios de disfrutar de lo que hago a ser esclavo de un monitor de frecuencia cardíaca. A veces si siento que debería estar preparando una carrera a la que le quedan días para la salida, pero prefiero estar experimentando con cualquier otra cosa que me llene como persona en ese momento. Ya bien sea escalar, conducir a Frank (mi moto) o tomar unas cervezas con los amigos. Para mi tomar la decisión de no entrenar para una carrera por vivir otra experiencia vital es muy importante, aún quedando de octavo en lugar de tercero en la clasificación.

Y el dolor… ¿Como lo superas en carrera?

Aceptar el dolor es lo que diferencia los deportes de resistencia de los demás. Esa es la única receta por la que unos deportistas marcan la diferencia sobre otros. La capacidad de aceptación de sufrimiento. Todos tenemos nuestros propios límites, ya bien sea un 5k, un maratón, 100 millas o 6 días de carrera… Aceptar la idea de que es posible que en algún momento alcances esos límites será lo que consiga que los superes. El hecho de alcanzarlos, es el echo en si mismo de superarlos, sin importar la distancia. Sufrimiento es la palabra que mejor define nuestro deporte. Lo hacemos a menudo. Nos inscribimos en carreras en las que ya hemos sufrido y juramos no volver… Pero lo hacemos 😉

Hablas con total convencimiento sobre dolor y competición. ¿Siempre has sido deportista? ¿De donde procede esa necesidad de sufrir y competir?

Para mi referirme a mismo como un atleta es algo nuevo. Me sigue pareciendo un poco absurdo. He sido un adicto a las montañas la mayor parte de mi vida. He caminado durante días y semanas a través de ellas, solamente para escalar una pared de roca. Me convierte eso en un atleta? no lo creo… Con 12 años solía correr y jugar al fútbol, pero eso todo. Participé en mi primera carrera como adulto en agosto del año 2012. Así que te puedes imaginar…

Ahora me encanta que amigos me recomienden carreras, ya que en realidad soy relativamente nuevo en este mundillo. Cada nueva carrera es como un caramelo para un niño. Me hace tanta ilusión que no me suelo fijar en la distancia o desnivel de la misma. Más de una vez esto me ha hecho sufrir más de lo deseado. He tenido la gran suerte de correr en Mexico y Canada en el mismo año 2014 (Ultra Caballo Blanco y Squamish 50/50). Eso si que es tener suerte y ser feliz en la vida para mi. Además sufrir y amar tanto las carreras tiene sus recompensas como poder comer cualquier cosa poco saludable y grasienta como una super hamburguesa con chiles verdes y beber un montón de cerveza!

¿En qué momento de tu vida fuiste consciente de que realmente podías ser bueno en esto?

Creo que el momento concreto fue antes de empezar a correr. Estaba en sofá de casa de mis tíos viendo la prueba de maratón en las olimpiadas del 2012, y pensé; “debería intentar algo así. Para empezar, el físico ya lo tengo y después de todo, mi madre ha sido una pedazo de corredora toda su vida”

Un par de meses más tarde corrí mi primer 50k en menos de 4 horas, lo que confirmó mi corazonada de que podría ser buen corredor. Me llevó otros 6 meses convencerme de que podría hacer un buen papel en carreras de mayor dificultad y nivel.

Versteeg & Paco

Miguel y su amigo Paco compartiendo lo que parece el postre!

¿Y cómo alimentamos a la fiera? Muchos “cheat meals” en el menú de Miguel?

Todo, como en casi todos los aspectos de mi vida, lo más importante es el equilibrio y la diversidad de alimentos. Para mi algo esencial ahora mismo es ingerir suficientes calorías en la forma más diversa y de la forma más saludable que pueda. Me encanta el pescado. Intento comer todo el que puedo. Pero también los burritos, pizza, Nutella y tostadas… Un par de días antes de la carrera suelo contenerme (para sentirme un poco mejor psicológicamente) y suelo comer de la manera más saludable posible. Ensalada, carne blanca y toneladas de fruta y verdura.

Un tema complejo. Los patrocinadores…

Uno de los aspectos que más me atraen de correr es la simpleza de equipamiento que puedes llegar a portar. Correr representa la pureza en el deporte. Hay algo único e increíble en poder salir a correr, subir una cima y volver a casa con tan sólo un pantalón unas zapatillas y una botella de plástico en la mano.

Con esto no quiero decir que las grandes empresas deportivas estén jodiendo al trail. Sin ellas, seguramente no crecería este deporte. Pero opino que es urgente encontrar un equilibrio sostenible para todos. Por otra parte, creo que las grandes marcas podrían al menos dar soporte (no financiero) aportando diferentes acciones del tipo concienciación con la naturaleza, programas de conservación o sostenibilidad de los recursos naturales, y no sólo dedicarse a pagar vuelos y equipamientos que valen lo que cuestan a un puñado de elegidos.

El tema de los patrocinadores siempre me ha parecido algo gracioso. Creo que muchos corredores (entre los que me incluyo) en algún momento de su vida han peleado por conseguir patrocinador al precio que sea y más tarde o más temprano han perdido parte de la ilusión por correr. Desafortunadamente, tener un gran patrocinador en estos días, tiene que ver menos y menos y menos… con ser un corredor. Y mas y mas y mas… con lo bueno que seas manejando tu perfil en las redes sociales y con cuantos “likes” consigues tus selfies. 

En mi humilde opinión, creo que muchos corredores de élite deberían dar un paso atrás y reflexionar sobre los motivos por los que en algún momento de su vida decidieron darlo todo por la simple recompensa de correr.

Por mi parte, estaré más que feliz de formar parte del gran equipo con base en Arizona / Colorado, Run Steep Get High Mountain Running a partir de la temporada 2015. Parece ser que en este año tendrán o tendremos a su vez soporte de Salomon USA, Ultimate Direction y CarboPro. Por supuesto mantendré mi contrato con Darn Tough Vermont socks. Siempre nos hemos respetado.

Cuéntanos un poco sobre Copper Canyon Ultra!

Bueno, como ya sabes, es la mundialmente famosa Caballo Blanco Ultra Maratón. Una ultra única en el mundo. Fue mi primera carrera fuera de Estados Unidos. Lo curioso del tema es que está incluso más cerca de Arizona que otras grandes carreras americanas. Me sentí muy atraído a esa carrera. Todavía no he leído el libro Nacidos para correr, y sigo sin saber que es lo que dice sobre la carrera Christopher McDougall en el. Sólo había leído en algún artículo que es una carrera que se desarrolla en uno de los lugares más remotos del mundo, con los Tarahumara, o Raramuris. Y que estos eran unos de los mejores corredores del planeta. Siempre me ha interesado la cultura latina, y había viajado mucho por Mexico. Todas esas historias y mezcla de culturas hicieron que me apeteciese de verdad competir allí.

Los directores Josué Stephens y María han sido capaces de mantener el espíritu original de la carrera que Micah True desarrolló. Desafortunadamente, no llegué a conocerle, pero entiendo perfectamente el porque de su empeño en crear algo como la Copper Canyon Ultra . Lo más importante es que siguen manteniendo la idea inicial del proyecto. La carrera sigue mas viva que nunca y aunque mantienen el límite de los 700 corredores, siguen completando las plazas año tras año.  La carrera en si aporta muchas cosas que otras no lo hacen. El apoyo a los ciudadanos locales es primordial. Recuerdo algunos momentos en la carrera en los que pensaba que podría estar pasando por aquí hace mil años y todo estaría igual que ahora mismo. Esa sensación es lo que más felicidad me puede aportar como persona. Es sin duda una de las carreras que nunca me gustaría perderme. Desde luego, en 2015 será la primera de mi calendario.

Como no podía ser menos, ahora volamos a Canada. Squamish 50/50!

Todo es increíble en Squamish. Gary Robbins es un entusiasta e hizo que me sintiese como en casa. En muy pocos años de vida, han conseguido poner la carrera en el ranking de las más importantes del mundo. Se la recomendaría a cualquier amante de las montañas! Fue un fin de semana lleno de buenas vibraciones. Es un lugar realmente hermoso. En mi caso, ha sido un patio de recreo genial. Un paraíso del trail y la escalada. Echñe de menos el lugar inmediatamente después de irme.  La carrera en si misma es un loop de 50 millas el sábado, y 50 k el domingo. sentí que había corrido los mejores 25k de mi vida en la parte final del domingo. Aprendí mucho como corredor esos días, y sobre todo como hacer una reposo y recuperación adecuados entre carreras. Conocí a muchos grandes corredores, contra los que competí día si y día también. En definitiva fue una de las grandes experiencias a recordar en esa etapa de vagabundo de verano a lomos de Frank.

la foto

Bajando a tope en Squamish 50

Me has comentado un par de veces que te ves a ti mismo mejor corredor en 100 millas que en carreras más cortas. UTMB por ejemplo?

UTMB es mi tipo de carrera. Ahora mismo es mi objetivo principal para el 2015. Tanto esa como algunas carreras en Europa. Tengo planeado volar en el mes de julio para entrenar contigo antes de la primera prueba el 1 de agosto en Asturias. Desafío Somiedo. Mi primera carrera en Europa, y a la que le tengo muchas ganas! He leído cosas muy interesantes sobre ella y su organización. Estoy deseando vivir la aventura de Desafío Somiedo. Además, creo que será una muy buena carrera de preparación para UTMB.  En mi caso, al ser un corredor novato, todavía estoy descubriendo en que soy realmente bueno o menos bueno. Pero las 100 millas creo que son mi fuerte. Es algo que ya sospechaba, debido sobre todo a mi pasado de True Hiker, en la época que pasaba días y días con una mochila de 15 kilos a la espalda.  En general me interesa cualquier carrera de la Skyrunning series o 100 millas en Europa.

Muchas gracias por todo Michael. 

A ti. Ha sido un placer! Nos vemos en unos meses. Recuerda que me tienes que llevar a esas montañas gallegas de las que tanto me hablas!

 

 

0

Leave a Reply

Your email address will not be published.
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>